Monumentos de interés

Centro de la Tercera Edad

Actualmente se encuentra ubicado en un magnífico palacio aragonés de tres plantas del siglo XVI perfectamente restaurado y que merece la pena visitar. Situado en la Plaza de Joaquín Costa. Tuvo por ilustre huésped al rey Don Francisco de Asís, cuando vino a tomar las aguas. Antiguamente fue la Calle Mayor, y estuvo allí el ubicado el Ayuntamiento e incluso un cuartel. La Oficina de Turismo de Alhama de Aragón se encuentra ubicada en la planta baja, y en la segunda la Sala de Exposiciones y Conferencias.

El Castillo

Entre sus monumentos destacan la torre airosa de blanca piedra que destaca sobre el conjunto del núcleo urbano y que constituye la edificación más antigua del lugar, probablemente del siglo XIV.

castillo-1
castillo-2

Alhama tenía según el historiador Zurita, siempre su castillo en jaque ya que estaba en las lindes de las guerras entre aragoneses y castellanos. Servía de fortaleza y refugio , constaba de también de un recinto amurallado que encerraba la antigua calle del Castillo, aprovechando las estribaciones naturales del terreno, y se supone tendría garantizado el abastecimiento de agua por tener comunicación subterránea con el río.

En la Plaza Joaquín Costa se ubica la Casa Palacio, magnifica muestra de la arquitectura civil aragonesa del siglo XVI, como también lo es el Palacio de los Padilla, emplazado en la calle Ramón y Cajal a escasos metros del anterior.

casapalacio
casapalacio2

Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora

iglesia-1

Aunque la primitiva iglesia parroquial fue la de San Miguel, en el barrio Somero, no quedan restos de ella. En la actualidad En la Avenida de la Constitución se halla la iglesia parroquial de la Natividad de Nuestra Señora, que data de 1626, y ampliada en el siglo XVIII, lo que hoy es el coro; claro exponente de mudéjar tardío con elementos barrocos. En su interior pueden admirarse las yeserías que adornan la bóveda: una herencia de la habilidad de los alarifes mudéjares en el manejo del aljez para lograr geometrías decorativas que siguieron realizándose hasta la misma época e incluso más tarde. La cúpula estaba coronada por un lucernario que fueron destruíos por un rayo ya en nuestro días. También se pueden contemplar los magníficos retablos de la misma época y estilo churrigueresco, el altar mayor fue dorado en el año 1699 .
Otros edificios de interés son la Casa Consistorial y el Colegio, ambos colindantes y del siglo XIX. En frente de ellos también se erigió el Teatro Echegaray.