Tradicionalmente la economía de Alhama se basaba en la agricultura y la ganadería de cría de ganado vacuno hasta mediados del siglo XIX cuando tiene su apogeo la actividad termal.
Recordaremos los cuatro telares de lienzos que existían, cuyo cáñamo se curaba con sólo cuatro días de albercado en las aguas termales y gracias a ellas se blanqueaban muy pronto no sólo el cáñamo sino también el lino.
Existieron también canteras de las que se extraía jaspes y mármoles blancos, de color, y piedra para la construcción y para la fabricación de yesos y cal común de gran calidad.
Hubo fábricas azucareras de remolacha con el consiguiente florecimiento de la vega.
En modestas proporciones y gracias a la variedad de tierras, arcillas y arenas, también hubo fábrica de adobes, tejas y ladrillos, así como una importante fábrica de cerámica.
Así mismo el pueblo tenía cubiertas muchas otras necesidades con talleres de cerrajería y carpintería; y fábricas de jabones, hielo, gaseosas y alfarería.
En la actualidad la industria de los balnearios atrae al turismo y es una gran fuente de ingresos, pequeños comercios y establecimientos dan servicio a la localidad.

industria-balneario
industria-balneario-2

Zalux.

Zalux

Sin duda, la principal fuente de ingresos es Zalux, una fábrica de componentes de iluminación fundada en 1980 por Don Antonio López, hijo y vecino de ese pueblo.

Sin duda, la principal fuente de ingresos es Zalux, una fábrica de componentes de iluminación fundada en 1980 por Don Antonio López, hijo y vecino de ese pueblo, con 42.000 metros cuadrados distribuidos en dos plantas de producción: Alhama I y Alhama II, dotadas de moderna maquinaria y con los últimos avances tecnológicos, y con un centro logístico que supera los 10.000 metros cuadrados. Desde el año 2000 pertenece a la multinacional alemana del Grupo Trilux. Su plantilla de casi 300 empleados hace que sea el motor principal de no solo la economía de Alhama sino también de pueblos de la comarca.

Portal de
transparencia